La televisión de Corea del Norte anunció en el día de hoy que el último proyectil lanzado por Pyongyang - un nuevo modelo de misil balístico intercontinental (ICBM), bautizado Hwasong-15- es capaz de portar una cabeza nuclear de gran tamaño y alcanzar “todo el territorio de Estados Unidos”.

Fue la  presentadora Ri Chung-hee quien hizo el anuncio con un tono solemne sobre el “exitoso” lanzamiento del nuevo misil, que “autorizó y presenció personalmente el líder” Kim Jong Un.

Tras dos meses y medio sin realizar ningún ensayo armamentístico- y ante la escalada de tensión de Donald Trump vía Twitter- el Hwasong-15 alcanzó ayer la mayor altura jamas registrada por un misil norcoreano

En un boletín especial emitido tres horas de que empezara la programación habitual de la televisión estatal, Ri detalló que el misil voló 950 kilómetros y alcanzó un apogeo de 4.475 kilómetros, datos que están en sintonía con los que manejan Seúl, Washington y Tokio.

Si bien el misil fue lanzado con un ángulo muy abierto, algunos expertos creen que el proyectil podría haber recorrido en un vuelo normal más de 13.000 kilómetros, suficiente para alcanzar Washington o cualquier parte continental de Estados Unidos.

 

 

La presentadora aseguró también durante la emisión, en la que no se mostraron imágenes del lanzamiento, que el Hwasong-15 (en coreano “Marte-15”) “es un misil balístico intercontinental con una ojiva pesada supergrande” y que con este último ensayo el país “ha hecho realidad la gran causa histórica de completar una fuerza nuclear estatal”.

El misil, disparado desde un punto a unos 25 kilómetros al norte de la capital norcoreana, voló en dirección este antes de caer en aguas del Mar de Japón (llamado “Mar del Este” en las dos Coreas), a unos 250 kilómetros de la costa de la prefectura nipona de Aomori. 

 

Por su parte, Donald Trump aseguró que ya acordó con su par chino imponer mayores sanciones económica al régimen norcoreano ante tamaña provocación. 

 

(EFE)