Están quienes al llegar fin de año disfrutan de los balances y los listados; así como suelen hacerse en diversas áreas, especialidades e intereses, la revista Science publicó los 10 descubrimientos científicos más importantes del 2017. 

1- El perfeccionamiento en la detección de ondas gravitacionales (que tuvo lugar por primera vez en 2015), marcó un antes y un después en la ciencia y le dio la razón a Albert Einstein que las predijo a principios de siglo pasado. 

Los premiados fueron los estadounidenses Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne  que han trabajado con "entusiasmo y determinación” de forma “inestimable” a poner en marcha el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO),

2-Otro de los grandes hallazgos fue el avistamiento de una fusión de dos estrellas neutrones, fenómeno llamado kilonovas, que abrió una nueva era en la astrofísica y que tuvo lugar el pasado 17 de agosto. 

 

 

Las estrellas que implosionaron giraban una alrededor de la otra en la constelación Hidra, a 130 millones de años luz de la Tierra.

3-El desarrollo de la criomicroscopía electrónica, que le valió este año el Nobel de Química al suizo Jacques Dubochet, al germano-estadounidense Joachim Frank y al británico Richard Henderson, es una de las grandes revoluciones para la investigación científica que se viene. 

“Los investigadores pueden ahora congelar biomoléculas” y “visualizar procesos que no habían visto nunca antes, algo decisivo para el entendimiento básico de la química de la vida y el desarrollo de medicinas”, explicaron los encargados de entregar el premio Nobel.  Se trata de un método efectivo “para generar imágenes tridimensionales de las moléculas de la vida”, con lo que se ha logrado comprender mejor enfermedades como el cáncer o alzhéimer.

4-Otro descubrimiento que destaca “Science” es la creación de un detector portátil de unas partículas subatómicas llamadas neutrinos.

Es obra de un equipo internacional de científicos que consiguió confirmar una predicción sobre los neutrinos hecha hace casi medio siglo, mediante el experimento COHERENT desarrollado en el Laboratorio Nacional Oak Ridge en Estados Unidos.

 

Fotografía del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania). Junio 2017. Maxilar.

5-La reputada revista también menciona la importancia del hallazgo de los restos más antiguos conocidos del “Homo sapiens”, datados hace entre 300.000 y 350.000 años, que se encontraron en el yacimiento arqueológico Yebel Irhoud (Marruecos), a unos 150 kilómetros al oeste de Marrakech.

Esto supone un cambio de 100.000 años respecto a los restos más antiguos encontrados hasta ahora, que tenían alrededor de 195.000 años de antigüedad y que fueron hallados en Etiopía.

6-También se destaca el desarrollo de dos técnicas relacionadas con la herramienta de edición genética CRISPR: una se dirige al ácido de ribonucleico (ARN), sin modificar el genoma de manera permanente, y la otra desarrolla un nuevo “editor de bases”.

7-Otro logro que valora “Science” es el impulso que tomó este año la plataforma de publicación de artículos científicos preliminares en el terreno de la Biología, bioRxiv, que se lanzó hace cuatro años pero que en 2017 recibió el apoyo de organizaciones de EEUU y el Reino Unido.

8-También entra en la clasificación la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU de aprobar un nuevo tratamiento (de nombre comercial Kymriah) contra la leucemia que es la primera terapia génica contra el cáncer que se autoriza en el país.

9-El descubrimiento en Sumatra (Indonesia) de un nuevo tipo de orangután hasta ahora desconocido se incluye, asimismo, entre los grandes avances científicos de 2017.

 

El nuevo orangután descubierto en 2017 ya se encuentra en peligro de extinción.

Bautizado como “Pongo tapanuliensis”, fue hallado por investigadores de la Universidad de Zúrich (Suiza) y de dos instituciones españolas: el Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) y el Centro de Regulación Genómica (CNAG-CRG). 

10- La extracción de hielo antártico congelado hace 2,7 millones de años en la zona de Allan Hills por parte de expertos de las universidades de Princeton y Maine, en Estados Unidos, se hace un hueco también en la lista de “Science”. Esa muestra es 1,7 millones de años más antigua que cualquier otra extraída anteriormente.

Por último, la revista también decidió  incluir un trabajo del Nationwide Children’s Hospital en Columbus (EEUU) y la compañía Avexis con terapia génica, cuyos científicos pudieron salvar la vida de bebés que nacieron con una enfermedad neuromuscular al agregar un gen que faltaba en sus neuronas espinales.

EFE