Rodrigo Eguillor pasará las fiestas en la cárcel, ya que fue procesado con prisión preventiva por abuso sexual contra una joven de 22 años en un departamento de San Telmo en noviembre. Además fue embargado por $ 250 mil.

El procesamiento fue dispuesto por el juez Carlos Bruniard, por abuso sexual con acceso carnal, privación ilegal de la libertad agravada, lesiones leves dolosas por mediar violencia de género, daño y amenazas.

Eguillor había quedado detenido el 5 de diciembre pasado. Lo liberaron y volvieron a detenerlo una semana después. Sigue en prisión por orden del juez, que denegó el pedido del acusado porque consideró que de excarcelarlo entorpecería la causa. Permanece alojado en el penal federal de Ezeiza.

En su última declaración el acusado dijo que es inocente y que le hicieron "una cama". Negó que haya violado a la denunciante y el resto de las acusaciones, dijo que mantuvieron "relaciones consensuadas" y que la denunciante tuvo "una actitud rara, como un brote psicótico", porque "le pegó mal la marihuana".

Según la denuncia el pasado 15 de noviembre el acusado citó a una mujer al departamento que compartía con un amigo en San Telmo. La chica declaró que el joven quería tener relaciones sexuales sin preservativo y que le impidió salir del lugar, con la excusa de que el dueño de la propiedad se había llevado la llave. Desesperada, la chica se asomó por el balcón para pedir ayuda a los gritos, como se ve en el vídeo que se viralizó en las redes sociales.

 

El momento en que Rodrigo Eguillor, forcejea con su denunciante en el balcón

 

La denunciante relató ante la justicia que trataba de escapar luego de haber sido violada en reiteradas oportunidades por Eguillor, que la tenía encerrada en el departamento, al que llegó engañada por el joven al que conocía porque se hacía pasar por relacionista público del boliche Jet.