La diva reconoce que hubo muchos errores pero sigue apoyando al Gobierno, en particular al presidente, "porque un hombre educadísimo, rico de por vida, que no deseó nunca nada, no va a sacar nada que no sea de él" olvidando tal vez la condonación de la deuda de sus empresas o las cuentas offshore, o la compra de dólares predevaluación, el aumento de las tarifas en las empresas familiares como los peajes y por supuesto el blanqueo de capitales.

Pero a nadie sorprende que Susana crea que frenar la inflación es algo tan sencillo como tomar una decisión del Gobierno. Algo parecido a lo que decía el presidente cuando estaba en campaña.

 

Material de Archivo: Macri se burla de la inflación

 

Mas grave es que Wiñazky no pudo, no quiso o no pudo explicarle...