A Melconian le gustan las metáforas futboleras o barriales para hacer más llano el discurso de la economía y llegarle "a quien no lo entiende". Por eso utiliza frases como "nos fuimos al descenso" o "el plan es pechuga de pollo y puré de calabaza". Pero esta vez no pudo eludir una definición más tajante al ser arrinconado por Mirtha Legrand quien se cansó de escucharlo quejarse de la situación del país cuando llegaron al Gobierno.

En una mesa con conspicuos cambiemitas, el economista tuvo que ir de frente contra un de las principales espadas del gobierno del que dice ser parte aunque por el momento no esté ejerciendo funciones.

 

VIDEO RELACIONADO

 

Carlos Melconian: "El programa económico está hecho para llegar hasta octubre"