El 'Salmón' vuelve al ruedo con un disco que muestra otra de sus perspectivas: al menos en la previa, Andrés Calamaro adelantó que la nueva música que editará en poco más de un mes, tiene un sonido que le "recuerda a las de jazz realizadas en los (años) 50", según él mismo describió en su blog personal.

Se trata de sesiones realizadas durante el 27 y el 28 de mayo de 2015 en los estudios porteños Romaphonic (ex Circo Beat), junto al pianista que suele acompañarlo en sus presentaciones desde hace varios años, Germán Wiedemer.

"Dicen que si a un texto se le despoja de los adjetivos, las rimas y la decoración sintáctica, aparece entonces la verdadera poesía, aquello inexplicable que solo pronuncian las sensaciones en el interior sensible de los lectores. De ser así, si confiamos en la importancia parabólica de esta teoría literaria, entonces este álbum encarna, ofrece y presenta, lo puro en tanto la interpretación y los motivos para que un disco exista", explicó el músico en su texto.

Lo único que se acordó de antemano tuvo como objetivo "establecer unas mínimas pautas de repertorio, grabarse y darle formas a un conjunto de canciones para interpretar en directo. Un ensayo anterior a los ensayos”, aclara Calamaro en su página de Facebook.

De su relato se desprende que luego de escuchar el registro un tiempo después, una madrugada por correo, le resultó “interesante en la espontaneidad y la pureza de una grabación lejos de los elementos actuales de una grabación habitual”.

Por aquellos meses, el 'salmón' preparaba junto a su grupo un show muy especial, en el que teloneó a su admirado Bob Dylan en España, por segunda vez.

Calamaro y Wiedemer “eligieron canciones habituales del repertorio eléctrico para adaptar a una forma dinámica distinta y despojada”, anticipó. La lista de tracks recupera algunos que Calamaro ya había interpretado en grabaciones o en vivo con artistas como Hugo Fattoruso, Litto Nebbia, Juanjo Domínguez, Antonio Serrano, Jerry González y Los Rodríguez, mientras que se incluyeron algunas versiones sobre perlas de su basto cancionero propio.

Lado A

1. “Nueva zamba para mi tierra” (Litto Nebbia)

2. “Garúa” (Aníbal Troilo y Enrique Cadícamo)

3. “Mi enfermedad”

4. “Biromes y servilletas (Leo Maslíah)

5. “Los aviones”

Lado B

1. “Milonga del trovador (Astor Piazzolla y Horacio Ferrer)

2. “Siete segundos/ El día que me quieras (AC/ Carlos Gardel y Alfredo Le Pera)

3. “Absurdo” (Virgilio y Homero Expósito)

4. “Soledad” (Gardel y Le Pera)

5. “Paloma”

Calamaro ya había interpretado “Biromes y servilletas” junto al pianista Hugo Fattorusso en 2015, en el ciclo Fatto in Casa, con el compositor rioplatense Fernando Cabrera. Por ahora, es lo más cerca a escuchar esta nueva etapa de Andrelo. Su ponemos que en breve, le regalará a sus fanáticos una pequeña probada de su musicalidad actual.