Los habitantes de Cocoa Beach, en Florida, se vieron sorprendidos por la aparición de una gran cantidad de paquetes tirados en la playa. La policía fue alertada sobre la situación y descubrió que se trataba de cocaína.

En total se encontraron 16 paquetes, unos 15 kilos de cocaína, valuados en unos 300.000 dólares. Al parecer, el culpable fue el huracán Dorian, que arrastró la droga desde las Bahamas hasta las playas de Cocoa Beach.

"Existe la posibilidad de que venga más por tierra. Especialmente ahora con estas condiciones. Podría llegar de cualquier parte", dijo Manny Hernández, portavoz del Departamento de Policía de esa localidad.

Los paquetes, encontrados por un turista en perfectas condiciones, estaban envueltos en cinta negra con una etiqueta en la que se podía leer la palabra "Diamant".

"Le estamos diciendo a las personas que sean cautelosos y que no lo manipulen porque si hay una abertura, puede entrar en los poros y puede sufrir una sobredosis", agregó Hernández. 
 

 

 

Lluvia de dólares en una autopista estadounidense

VIDEO RELACIONADO