La primera ministra británica, Theresa May, anunció esta semana la creación de un Ministerio de la Soledad que si bien parece tener un nombre poético marca una triste realidad. 

Al frente de ese organismo fue nombrada Tracey Crouch, quien deberá lidiar con una problemática que afecta a 9 millones de personas en ese país, lo que representa el 13,7% de la población total.

 

Diversos informes publicados en 2017 daban cuenta de que la soledad es tan perjudicial para la salud como fumar 15 cigarrillos al día y suele afectar principalmente a adultos mayores en una era en la que paradójicamente creemos estar más conectados. 

Se estima que en Inglaterra, la mitad de los ancianos de 75 años viven solos , lo que equivale a unos 2 millones de personas. Muchos de ellos dicen que pasan días, incluso semanas, sin ningún tipo de interacción social.

 

 

 

El legado de Jo Cox

La creación de este ministerio es la cristalización de una idea acuñada por Jo Cox, la parlamentaria laborista asesinada en junio de 2016 antes del referéndum en el que se votó la salida del Reino Unido de la Unión Europea conocido popularmente como Brexit. 

Cox había creado una Comisión de la Soledad para lidiar con este tema. El gobierno ahora promete tomar el relevo. "Jo Cox reconoció la magnitud de la soledad en el país y dedicó su vida a hacer todo lo que podía para ayudar a los afectados", expresó May en un comunicado, que replicó en su cuenta de Twitter. 

 

Vía BBC