El presidente de Bolivia, Evo Morales, demostró que la puntería no es lo suyo cuando dio el puntapié inicial para inaugurar el estadio Municipal de El Alto ante 23 mil personas. 

A la hora de rematar el presidente pateó y terminó dándole de lleno a dos soldados que formaban parte del acto. Los afectados se quedaron en sus lugares mientras el público aplaudió. 

 

El nuevo recinto fue el escenario en el cual se disputó la final de la Copa La Paz en la que The Strongest  que venció a Bolívar por 3-2.

El Estadio Municipal de Alto es el más elevado del país-  situado en la zona de Villa Ingenio, a unos metros de La Paz- a 4071 metros sobre el nivel del mar.