La mayor marcha de supremacistas blancos en los últimos años provocó a mediodía enfrentamientos con contramanifestantes que han dejado un muerto (una mujer de 32 años), al menos 19 heridos y un número indeterminado de arrestados. El fallecimiento se produjo después de que un vehículo arrollase a un grupo de personas que caminaban por la calle. Lo hizo "de forma premeditada", informó la policía. El conductor ha sido detenido esta tarde.

"Estoy desolado de que se haya perdido una vida aquí. Urjo a toda la gente de buena voluntad que se vaya a casa", dijo Mike Signer, alcalde de Charlottesville en un mensaje en Twitter.

Durante los disturbios, de intensa violencia, videos y testimonios subidos a redes sociales hacen presuponer que se trató de un acto intencional captado por testigos presenciales y que muestran cómo un auto atropelló a decenas de personas.

El automóvil arrolló a un grupo de personas que se manifestaban contra la marcha supremacista, y el conductor ya habría sido detenido, según declararon testigos presenciales 

El detonante de la violencia

El ayuntamiento había declarado ilegal el acto antes de su inicio. El Gobierno estatal ha activado el estado de emergencia y ha desplegado un fuerte contingente de cuerpos antidisturbios.

Bajo el lema Unir a la derecha cientos de miembros de la ultraderecha racista americana se han reunido en el Parque de la Emancipación para protestar por el plan de retirada de una estatua en homenaje a Robert E. Lee (1807-1870), general del Ejército Confederado durante la Guerra Civil que los extremistas de derecha reivindican como un símbolo histórico del poder blanco sureño que luchó contra los Estados del Norte sin éxito por mantener el sistema de esclavitud de los negros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Télam