Luego que el Gobierno anunciara que iba a congelar los precios de los combustibles por 60 días (hasta julio), se venía una nueva suba para este viernes, aunque a última hora del jueves el aumento del 1,3 por ciento quedó postergado.

De acuerdo con el canal de noticias C5N, fuentes de YPF explicaron que el incremento quedó en suspenso porque continúan abiertas las negociaciones entre el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren y las empresas petroleras.

En concreto, las partes que volverán a reunirse este viernes para discutir el aumento, no decidieron dar marcha atrás con el aumento, sino postergarlo provisoriamente porque todavía no se ponían de acuerdo con el porcentaje de alza a aplicarse en junio.

El aumento previsto para este viernes respondía a la publicación del AFIP sobre un cambio en el cálculo del impuesto a los combustibles, como consecuencia de la Reforma Tributaria, por lo que las petroleras aguardaban la comunicación oficial para conocer el impacto real en sus negocios.

Con la nueva suba, el litro de nafta súper se pagaría a 26 pesos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, mientras que en el interior del país el litro en las estaciones de servicio implicaría un desembolso de 28 pesos.

 

Video relacionado:

C9 - Aumento de naftas, la gente opina