Luego de la victoria sin fisuras ante Corea del debut y el empate ante Italia de la segunda fecha con el golazo de Diego, el equipo de Bilardo ganó con autoridad su último partido. Fue 2 a 0 a Bulgaria para terminar en el primer lugar del Grupo A. 

En seguida, como ante los asiáticos, Argentina se puso en ventaja a través de un soberbio cabezazo de Valdano, tras una escapada por derecha de Cucciufo, que ganó dos pelotas divididas y tiró un centro perfecto. 

Pese a la superioridad del primer tiempo -ver compacto de la TV española y los comentarios de los periodistas-, Bilardo incluyó por primera vez a Héctor Enrique desde el inicio del segundo tiempo (por Borghi), y el equipo pasó a jugar decididamente con tres mediocampistas.  

 

El 'Negro' de River se hizo socio de Giusti y Batista en el medio a la hora de recuperar la pelota; y con su gran ida y vuelta, lució como una rueda de auxilio más de Burruchaga y Maradona para encabezar ataques de la selección. 

En aquel segundo tiempo, Garré se soltó aún más e inició la jugada del segundo gol, que continuó Maradona con un slalon notable y terminó Burruchaga con un gran cabezazo. 

Ese mediodía en el DF -otra vez se jugó a las 12-, Diego tiró un caño memorable. A la misma hora en Puebla, Italia vencía 3 a 2 a Corea del Sur y terminaba como segundo del Grupo. 

Argentina, líder absoluto con 5 puntos por dos triunfos y un empate, aún no sabía que Uruguay sería el rival de octavos de final. De ello se enteró tres días después debido a que el formato de aquel Mundial clasificaba a los dos primeros de cada grupo y a los cuatro mejores terceros.

La 'Celeste' empató su último partido con Escocia sin goles y clasificaba para enfrentarnos en Puebla, ellos con solo tres días de descanso. Pero eso será materia del próximo 16 de junio. 

¿Reconoce a uno de los protagonistas?

Notó que uno de los jueces de línea (el que mira de reojo a Diego) fue el inefable  Romualdo Arppi Filho, el brasileño que unas semanas más tarde dirigiría la final de la Copa del Mundo ante Alemania. 

Formaciones

Argentina: Nery Pumpido; José Cuciuffo, José Brown, Oscar Ruggeri, Oscar Garré; Ricardo Giusti, Sergio Batista (Julio Olarticoechea 46′), Jorge Burruchaga, Claudio Borghi (Héctor Enrique 46′); Diego Maradona (capitán) y Jorge Valdano. 

Bulgaria: Borislav Mihaylov, Nasko Sirakov (Radoslav Zdravkov 71′), Petar Petrov, Georgi Dimitrov (capitán), Andrei Zhelyazkov, Aleksandar Markov, Plamen Markov, Georgi Yordanov, Ayan Sadkov, Stoicho Mladenov (Boycho Velichkov 52′) y Plamen Getov

Goles: Valdano (3′), Burruchaga (76′)

Amonestado: Cuciuffo (Argentina) 25′

Estadio: Olímpico Universitario (México DF)

Espectadores: 65.000

Árbitro: Berny Ulloa Morera (Costa Rica)