La 'capital nacional del peronismo', como le dicen al municipio de La Matanza es una tierra de contrastes. Es que mientras sus dirigentes anuncian con bombos y platillos que en 2019 destronarán a María Eugenia Vidal de la gobernación, en el municipio que esa fuerza gobierna desde la vuelta de la democracia, cada vez llueve los vecinos todavía se inundan. 

 

 

 

 

El viernes, la intendenta, Verónica Magario, y el diputado y antecesor, Fernando Espinoza, presentaron en Mar del Plata un 'nuevo espacio' político para "gobernar Buenos Aires". La intención del dúo dinámico del oeste es que uno de los dos quede como precandidato a gobernador dentro de la PASO del PJ. Mientras que el otro se presente para retener la intendencia.

Mientras tanto, en Laferrere: 

 

Fernanda Raverta on Twitter

 

 

Sin mucho para mostrar, el binomio matancero saca chapa de gobernar el muncipio con más electores de toda la Provincia. Ahora, la pregunta es: ¿realmente los vecinos de San Justo, que el sábado tenían más agua en las casas que la Bombonera a la hora del partido, los votarán en 2019?

 

 

Jesi Iannicelli on Twitter

 

 

A más de treinta años de gobiernos ininterrumpidos, cuando en el conurbano llueve, La Matanza se inunda. Los habitantes de los barrios más humildes, los más postergados de todos, encima pierden lo poco que tienen en cada tormenta. Así parece muy difícil que el discurso del 'proyecto nacional y popular' llegue a los barrios.

 

Santi Calise 🇦🇷🦅 on Twitter

 

"No sé qué más hacer, tapé acá, pero tengo agua y no la puedo desagotar. Toda la pieza toda mojada, el baño, la cocina, el living. Empezamos a desenchufar las cosas, pero también entra agua por adelante", cuenta una vecina de Virrey del Pino al medio local Radio 3.