El Foro Hídrico de Lomas de Zamora y la Asamblea de Vecinos de Ingeniero Budge hace años que reclaman una solución real a los problemas de inundaciones que padecen producto de las malas decisiones de la gestión muncipal de Lomas de Zamora, así como de la Provincia y de Acumar, el órgano de control y saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo.  

El hacinamiento, la marginalidad y la falta de decisión para resolver de una vez por todas el problema, ya produjo que en abril de este año, un adolescente pierda la vida durante una inundación. 

Cuando lleuve, las inundaciones afectan a los vecinos de Ingeniero Budge, Villa La Madrid, el barrio Obrero Santa Catalina, al fondo de Lomas, donde el delgado brazo municipal no llega a ayudar a los que menos tienen. 

 

Lomas de Zamora, Buenos Aires

 

Si bien se trata de un problema multicausal, que incluye la falta de obras, una de las principales razones del problema es que el intendente Martín Insaurralde resolvió enviar a un sector de los feriantes de la Salada a lo que se conoce como valle de inundación. 

"El municipio hizo relleno con camiones en la zona. Los que pagan el costo son los vecinos, y el lamentable caso el pibe que se ahogó en la inundación en abril pasado. Cada vez que llueve muy poco tenés un arroyo colapsado. Este relleno es ilegal", le contó Jorge, integrante de la Asamblea de Vecinos de Budge, a Diario Registrado. 

Los vecinos ya le enviaron las imágenes que tomaron de camiones de la municipalidad haciendo el relleno, al juez federal de Morón, Jorge Rodríguez, quien tiene a cargo de la causa del saneamiento de la cuenca.

Además del relleno con escombros, la actividad feriante llena el predio que debería servir para contención de aguas de basura propia de la actividad que realizan. Para colmo, hay algunas empresas radicadas en la zona, lo que no favorece la natural acumulación de aguas cuando desborta el arroyo Catalina. 

No se trata de responsabilizar a los feriantes por pedir un lugar para poder trabajar, sino la forma en que la gestión ata con alambre los problemas, que terminan por desembocar en uno mayor. 

Desde el 2014 que los vecinos reclaman una respuesta definitiva. De ese año a la fecha, han cambiado el gobierno provincial y el nacional, pero un nombre se repite: el jefe comunal Martín Insaurralde.

"Nosotros no estamos con ningún partido, ni queremos hacer el juego a nadie. Sólo denunciar lo que están haciendo mal", aclararon a este medio los vecinos. 

Lo que quieren es que se ejecute un verdadero plan hídrico. El mismo incluye el traslado de los vecinos que viven en la zona más perjudicada, el seneamiento a cielo abierto, con piso y paredes perforadas para que el ague pueda circular hacia las napas inferiores. Además, piden que haya puentes con alturas suficientes porque algunos terminan inundados cuando llueve y que no tengan tabiques en el medio, para evitar riesgos de tránsito. También proponen la construccion de la estacion de bombeo y un sistema de compuertas para evitar que la sudestada haga que reingrese el augo y así no suceda lo del 2014, cuando hubo una fuerte inundación que dejó las casas con más de un metro agua por quince días. 

 

ACUMAR on Twitter

 

Mientras Acumar y el municipio difunden videos de algunas tares de limpieza, los vecinos dan cuenta de que lo hecho no es suficiente. Es que un viral de 30 segundos para las redes sociales, no alcanza para resolver verdaderamente los problemas.