No, no leíste mal. La confusión puede darse por el significado que el habla cotidiana de los argentinos le da al cliché 'tirar flores'. Aunque esta vez, permítanme recurrir a la connotación literal de la frase.

En un par de líneas incluidas en su carta al futuro mandatario, Cristina reveló que los jardines ubicados frente al chalet presidencial en Olivos están "recién sembrados de flores de un solo color: amarillo el color preferido del presidente electo".