Un joven de 18 años provocó gran indignación en las redes sociales luego de compartir varias fotos donde se lo ve sosteniendo un cráneo que se encargó de desenterrar de un cementerio ubicado en la localidad salteña de Orán.

 

 

En la imagen, compartida a través de Facebook, se lo puede ver posando para la cámara con una actitud burlesca mientras sostiene el cráneo con su mano derecha.

 

 

 La publicación no tardó en viralizarse generando repudio entre los usuarios, quienes criticaron el hecho de que haya ingresado sin problemas al cementerio y tomarse las fotos sin que nadie le dijera nada..