Royer Javier Lezcano, un paraguayo de 23 años, se roció con nafta e intentó prenderse fuego frente a la sede de la Subsecretaría de la Niñez, en la localidad bonaerense de Quilmes, ya que decía que se expareja no lo dejaba ver a los hijos que tienen en común.

De todas maneras, el intento de suicidio se vio frustrado gracias a un exitoso operativo de la policía en conjunto con los bomberos, quienes actuaron de manera inmediata aprovechando una pequeña distracción del hombre.

Lezcano se sentó contra la pared alrededor de las 15 horas con un pañuelo blanco tapando su rostro, bañado en cinco litros de nafta y con un encendedor en la mano mientras amenazaba con quitarse la vida señalando que su exesposa no le permitía ver a sus hijos. Fue la gente de la zona quien, al verlo en ese estado, alertaron a las autoridades.

Los integrantes del Comando Patrulla de Quilmes Este se hicieron presentes en el lugar con apoyo de los miembros de la Policía Local y del Cuerpo de Bomberos. Primero, uno de ellos intentó dialogar con el hombre para que entrara en razón y luego aprovecharon un mínimo descuido para arrojarse sobre él mientras lo rociaban con agua.

Lezcano fue trasladado de urgencia al Hospital Isidoro Iriarte, ubicado en el cruce de Allison Bell y Humberto Primo, en esa zona del conurbano provincial.

 

 

 

Un joven tibetano se quema a lo bonzo en la India

VIDEO RELACIONADO