La palabra de un arrepentido. Gustavo Cordera afirmó querer dar charlas de género como manera de enmendar su error, y a cambio, que le suspendan la causa por 'incitación a la violencia conectiva'.

"Me he interiorizado mucho y mis hijas me han enseñado a deconstruir una cultura que traigo como hombre. Este episodio me dio la posibilidad de escucharlas... cometí un error y necesito repararlo", aseguró. 

La audiencia se dio este lunes, donde el cantante calvo intentó convencer a los jueces de tomar otra postura. Pero, para la defensa, este pedido de Cordera "es un delirio". 

Por su parte, la Fiscalía apoyó este pedido del músico y el juez ahora deberá tomarse 10 días para decidir si aceptan esta medida o no, tras haber afirmado en una charla de TEA que "hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente”. 

Además de los cursos y la capacitación, las fiscales prevén que el músico pueda dar dos recitales acústicos a beneficio de las distintas organizaciones que integran la querella.

“No ofrecen que sea Gustavo Cordera el que tome cursos en el marco de la violencia de género, sino que sea él quien los dicte”, expresaron desde el IDANI y el INAM.

La defensa interpuso un fallo de 2013 de la Corte Suprema de Justicia conocido como 'Góngora', donde no se puede conceder la probation en hechos de violencia de género. 

 

VIDEO RELACIONADO

 

Calamaro, Indignado y furioso por el juicio contra Gustavo Cordera