El Gobierno chileno emitió una “alerta roja” por la crítica situación en Valparaíso, en donde un incendio forestal de gran magnitud ya arrasó con 50 hectáreas de bosque, destruyó unas 100 viviendas y dejó un saldo de 19 heridos.

El fuego volvió a arder este lunes en los cerros de la ciudad chilena. Se inició en el ingreso a la localidad de Laguna Verde y luego se expandió a poblaciones de la zona Playa Ancha, donde afectó un centenar de hogares, en una zona donde hay 500 casas, según informó el viceministro de Interior y Seguridad, Mahmud Aleuy.

 

 

En cuanto a los 19 heridos, la mayoría de las personas presentan problemas respiratorios, mientras que no se lamentan víctimas fatales. Además, son más de 300 las que ya fueron evacuadas a lugares seguros, a la vez que la empresa eléctrica local señaló que, por precaución, cortó el servicio a casi 50 mil clientes.

 

 

"Protocolos de emergencia se encuentran activados en incendio que afecta a comuna de Valparaíso; mi solidaridad con las personas afectadas", expresó la presidenta Michelle Bachelet en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, cuarenta y nueve unidades de bomberos, cinco de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y 10 aeronaves trabajaban en la extinción del incendio, que a inicios de la noche se encontraba parcialmente controlado, de acuerdo a las autoridades.