Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca el término fake news (noticias falsas), como la "posverdad", se tornaron en muletillas constantes que atraviesan su presidencia. 

Y fue después de que el médico del republicano confirmara que gozaba de una excelente salud mental- sí, se dudó de que Trump estuviese en sus cabales- el magnate entregó los Fake News Awards a varios medios de comunicación que suelen ser más que críticos con su Gobierno. 

 

En este caso fueron diez los medios y periodistas que recibieron por Twitter el galardón, según Trump, de los “más deshonestos del año”.

El primer puesto fue para Paul Krugman, Nobel de Economía en 2008, quien la noche de la victoria electoral de Trump predijo en The New York Times que la economía estadounidense "nunca se recobraría".

La CNN, con cuatro menciones, es el medio más vapuleado. Le sigue The New York Times, con dos, y The Washington Post, Newsweek, Time y la cadena ABC, con uno.

 

La lista fue publicada en la página del Partido Republicano e inmediatamente quedó colapsada. Trump la dedicó a “los prejuicios desatados, las coberturas injustas y los bulos absolutos” sobre su persona y Gobierno; en especial en lo referente a la llamada trama rusa que lo habría llevado al poder.