Un breve vídeo, de tan solo 22 segundos, fue difundido en la noche de ayer por RCN Radio de Colombia y en el mismo se puede ver y escuchar a los tres periodistas ecuatorianos que fueron secuestrados hace ocho días por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  (FARC); fuerzas que en enero pasado atacaron a la policía ecuatoriana con un coche bomba. 

Los trabajadores, del diario El Comercio de Quito, que fueron secuestrados miraron a cámara abrazados y amarrados con cadenas. El periodista Javier Ortega Reyes es el único que habla y clama que el presidente de su país, Lenín Moreno, tiene "sus vidas en sus manos".

Sin dar demasiados detalles, Ortega asegura que sus raptores "lo único que quieren es el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador por nuestras tres vidas para podernos ir sanos y salvos y la anulación del convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo". 

 

 

Además de Ortega Reyes, de 32 años, los secuestrados son el fotógrafo Paúl Rivas Bravo, de 45 y el conductor Efraín Segarra Abril de 60.

El gobierno colombiano expresó su presunción de que disidentes de las FARC fueron los autores del secuestro. Familiares revelaron recién este domingo la identidad de los tres miembros del equipo periodístico secuestrado el pasado lunes 26 en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, mientras realizaban una cobertura periodística sobre las condiciones de vida de los pobladores que habitan en esta zona.

 

RCN


Desde que se produjo el rapto, periodistas, celebridades y ciudadanos de a pie se manifestaron en diferentes puntos del país y en campañas en redes sociales para pedir el pronto regreso de los periodistas bajo la consigna #NosFaltan3. Por el momento, el Ejecutivo ecuatoriano mantiene total discreción y silencio sobre los acercamientos que sostiene con los secuestradores, de los que apenas trascendió que no pidieron rescate.