Pese al escenario desfavorable para la industria petrolera, YPF concretó una nueva inversión en Vaca Muerta. La compañía firmó este jueves un acuerdo con la empresa norteamericana American Energy Partners, LP (AELP), para desembolsar más de 500 millones de dólares en los próximos tres años.

El CEO de la empresa estadounidense, Aubrey McClendon, y el titular de YPF, Miguel Galuccio, presentaron al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, los detalles de la nueva sociedad.

El 2016 será la oportunidad para el shale gas de Vaca Muerta, ante el derrumbe de los precios del barril de petróleo. Argentina está cerca de definir el nuevo precio del gas, que se estima que rondará los seis dólares el millón de BTU e incentivará los proyectos no convencionales.


Palabra de CEO

“El proyecto, que se desarrollará en la provincia de Neuquén, demandará inversiones por más de 500 millones de dólares para los próximos tres años”, señaló YPF en un comunicado que lleva la firma de Miguel Galuccio.

El convenio fue firmado esta tarde en las oficinas de YPF y en el curso de los próximos tres meses, las partes negociarán los acuerdos definitivos para lanzar las operaciones compartidas en Bajada de Añelo y Cerro Arena Sur durante 2016.

El plan consiste en la puesta en marcha de un piloto de shale gas en el bloque Bajada de Añelo, que abarca 200 kilómetros en territorio neuquino, y luego de la primera etapa que finalizará a mediados de 2018, se contempla la continuidad del proyecto en una fase de desarrollo masivo.

Asimismo, YPF y American Energy Partners asociados junto con Pluspetrol y la empresa Gas y Petróleo del Neuquén, explorarán la zona sur del bloque Cerro Arena, que abarca una superficie de 375 kilómetros cuadrados.

La petrolera nacional explicó que “por medio de estos acuerdos una empresa afiliada a AELP adquiriría hasta el 50% por ciento de participación en dichos bloques”.

Galuccio celebró que así, YPF suma “un nuevo socio estratégico” para acelerar el desarrollo de Vaca Muerta liderado por un equipo con capacidades operativas probadas y sólida experiencia en el desarrollo de no convencionales en los Estados Unidos.

AELP se suma con YPF al desarrollo de shale en el país, como ya lo hicieran en acuerdos similares las petroleras Chevron, Dow y Petronas, que ya tienen proyectos en curso. YPF y sus socios llevan invertidos más de 3000 millones de dólares para el desarrollo de petróleo y gas no convencional en el país, lo que ubica a la compañía como el principal productor de no convencionales fuera de América del Norte.

“Con este acuerdo sumamos un socio que aportará 'expertise' del más alto nivel para el desarrollo de shale gas y shale oil en el país. Confiamos en que este proyecto será enriquecedor para los equipos de trabajo y nos permitirá a acelerar nuestra curva de aprendizaje”, dijo Galuccio tras la firma.

McClendon, por su parte, expresó que a través de esta alianza, AELP quieren “compartir los conocimientos en la operación y aplicar, en Vaca Muerta, las técnicas de perforación, completación y las estructuras de costos que son utilizadas en los Estados Unidos para el no convencional”, por lo que entendió que esta asociación será “una experiencia transformadora para dicha formación no convencional de altísimo potencial”.

¿Quién es el socio?

AELP es una compañía de operaciones de petróleo y gas natural y gestión de activos con sede en Oklahoma, Estados Unidos, donde perforó más de 15.000 pozos horizontales, y McClendon es considerado uno de los pioneros del shale en su país, especialización que comenzó a desarrollar como CEO y fundador de Chesapeake Energy Corporation.

Durante su gestión, Chesapeake pasó de ser una empresa inicial en 1989 a convertirse en el mayor productor de gas y la empresa que más pozos nuevos perforó en ese país, en menos de 20 años, y al momento de su partida la empresa llegó a alcanzar un valor de más de 30.000 millones de dólares.

Por la caída del precio del gas en EE.UU. primero y el derrumbe del crudo después, la empresa acumula hoy una fuerte deuda.