Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech estuvo desde pequeño expuesto a la obra del artista Jean-François Millet, en especial su pintura "El Ángelus" que para muchos, como explican en la web del Museo de Dalí, er un trabajo "sentimental pero que para Dalí fue problemático ya que contenía capas ocultas de significado, que fue explorando a través de ensoñaciones y fantasías". 

 

 

Obra de Jean F. Millet. Data del período 1857-1859. Óleo sobre lienzo de 66 cm. de alto por 55,5 cm. de ancho. Se expone en el Museo de Orsay de París, Francia

 

 

A partir de la misma, Dalí produjo pinturas propias y escritos- creando su propia mitología- basándose en esa obra.  El multifacético artista español (1904-1989) relató que su vínculo con la obra llegó en la escuela cuando apreciaba una copia del cuadro colgado en una pared. Reveló que solía mirar a la pareja de trabajadores y crear historias para ellos y que incluso una vez recreó la escena con piedras que había juntado cerca del río para levantar y darle materialidad a la escena de ambas figuras. 

 

 

Reminiscencia arqueológica de "El Ángelus" de Millet por Salvador Dalí. Realizada entre 1933-35. Pintura al óleo.

 

 

Dalí expresó: "Me rodeo de la fantasía en la que imagino las esculturas de las figuras del Ángelus de Millet talladas en dos altas y grandes piedras". Y esa fantasía se tradujo en el lienzo que pintó y que ahora gracias a la tecnología 3D es posible recorrerlo como si realmente se tratase de un sueño entrando en la cabeza de uno de los grandes representantes del surrealismo. Todo un viaje.