A partir de este jueves la ICANN realizará por primera vez en su historia un cambio de las claves criptográficas, que son las que protegen el Sistema de Nombres de Dominio (DNS). 

Esto se da en el marco de un procedimiento para mejorar la seguridad en línea ante nuevas amenazas que surgen diariamente, y podría causar varios problemas.

Los más usuales serían los fallos de conexión luego de que los principales servidores responsables de interpretar dominios de Internet sean desactivados por unos instantes.

Según destaca RT Español, La ICANN espera que ese proceso, conocido como traspaso de la clave para la firma de la llave de la zona raíz (KSK), genere problemas menores, aunque reconoce que "un pequeño porcentaje de usuarios" podría experimentar fallos cuando navegue por la Red.

Los inconvenientes podrán afectar a aquellos usuarios cuyos proveedores de Internet utilizan 'resolutores' desactualizados y que no reconocen las nuevas extensiones de seguridad incorporadas por la ICANN.

 

EL MUNDO SE QUEDARÁ SIN INTERNET ESTE JUEVES | ¿Este es el fin?