Dos hombres que trabajaban limpiando sobre una plataforma suspendida en la parte superior de la torre Devon, en Oklahoma City, Estados Unidos, vivieron una pesadilla en la mañana del miércoles pasado luego de que el andamio donde se encontraba perdiera el control debido a los fuertes vientos.

 

 

La plataforma, ubicada a 227 metros de altura, comenzó a moverse violentamente de un lado a otro mientras los trabajadores se aferraban lo más fuerte posible a ella para no salir despedidos. 

Los bomberos fueron llamados al lugar y consiguieron rescatar a los limpiadores, según informó la emisora KOCO 5.