Sucedió en localidad británica de Scunthorpe, donde Kirk Starzyk, de 55 años, utilizó su auto como arma  y atropelló a Deborah Nicholson contra una pared luego de tener una discusión de tránsito con ella minutos antes.

La víctima resultó con graves heridas y requirió de injertos de piel en sus piernas a raíz del accidente.

Por su parte, el agresor negó haber atropellado a Nicholson con la intención de provocarle graves heridas, aunque fue condenado por el jurado en el Tribunal de la Corona de Grimsby por conducción peligrosa a 12 años de prisión.

 

 

 

Quisieron frenarlo para robarle, aceleró, atropelló y mató al ladrón al instante

VIDEO RELACIONADO