Rafael Nahuel fue asesinado por un disparo por la espalda, y según las pericias, la bala 9mm que lo atravesó generándole un shock hipovolémico partió de uno de los prefectos del grupo Albatros. 

Por eso, hay al menos cinco (algunos hablan de ocho) efectivos procesados por la muerte del chico. Pero... en el país de los Macri, donde el presidente felicita a Chocobar, claro que la Justicia juega para los prefectos. 

El juez federal, Leónidas Moldes, los procesó por el delito de "homicidio agravado en legítima defensa”, al interpretar que la muerte del joven sucedió en el marco de un "enfrentamiento".

“El personal cumplía con atribuciones y deberes en el interior del predio bajo su custodia”, postuló el magistrado en su resolución. Luego narró que todos ellos se vieron agredidos y por eso reaccionaron matando al joven, mientras escapaba, y por la espalda. 

Incluso afirma que los mapuches hicieron "tácticas militares profesionales", pusieron "puestos de vigilancia en altura" e hicieron "gala de formaciones militares". Algo un poco más cinematográfico que una toma de un predio, tal como estamos acostumbrados a ver desde siempre. 

Los medios aprovechan para jugar su carta, claro, y sacar todo tipo de conjeturas aventuradas. Como por ejemplo Clarín, quienes ponen en duda la muerte de Rafael Nahuel en manos de un prefecto y vierten la responsabilidad sobre sus propios compañeros.

 

 

En la misma nota titulada "La Justicia procesó a cinco prefectos y dos mapuches involucrados en la muerte de Rafael Nahuel", insisten con las palabras "enfrentamiento" y con la responsabilidad y hasta el perfil criminal de los que acompañaban al joven asesinado. 

 

 

Otros medios como Infobae tampoco se quedan atrás. Una nota titulada "El audio de WhatsApp que describiría cómo fue la muerte de Rafael Nahuel" es suculento a la hora de creer saber qué pasó en realidad con el joven. Uno hace 'click' inmediatamente.

Allí se jactan de tener una prueba circunstancial de lo que pudiera haber pasado, a través de diferentes audios de Whatsapp que contaron lo sucedido. Pero adivinen de quién son los audios... claro, de efectivos de las fuerzas del orden. 

Pero hay un pequeño detalle. En la nota los audios no están, sino que hay textos que desglosan lo que hipotéticamente dijeron los prefectos en el supuesto momento donde supuestamente los mapuches atacaban con una fuerza napoleónica. 

 

En el procesamiento el juez incluyó a los dos compañeros de Rafael Nahuel que bajaron su cuerpo herido de la montaña, Fausto Jones Huala y Lautaro González. El juez les endilgó los delitos de usurpación y atentado a la autoridad por intermedio de uso de arma de fuego. Los consideró “parte del grupo de individuos que se enfrentó de modo violento con funcionarios de Prefectura Naval Argentina que patrullaban la zona”, según Página. 

La defensa de Jones Huala y González adelantó a ese diario que apelará el procesamiento de los dos jóvenes ya que es “un disparate”. “Sólo le sirve al juez para poder cerrar esta historia sin justicia para Rafael Nahuel”, interpretó el abogado Matías Shraer. 

“El Poder Judicial y el poder político necesitan de miembros de la comunidad procesados para tener elementos que fortalezcan la hipótesis del enfrentamiento y así cerrar la muerte de Nahuel como un resultado del exceso del uso de la fuerza”, interpretó.

Un dato a tener en cuenta. El juez Leónidas Moldes era catalogado por los medios de comunicación antes de 2015 como crítico al Gobierno. En pocas palabras, un recalcitrante anti kirchnerista.