Todo comenzó cuando la usuaria 'Nela García' comenzó a contar en su perfil de Twitter que se encontró un celular y dijo que era algo que la había "flipado" todo lo que le sucedió para rastrear al/la dueño/a del teléfono móvil. 

En su relato cuenta que el celular estaba desbloqueado y no tenía ningún teléfono de contacto ni WhatsApp pero sí estaban abiertas sus redes de Facebook e Instagram, pero tampoco tenía contactos. Hasta que se percató que en su historial de llamadas había varias llamadas a un mismo número, además de mensajes con números y letras interminables. Terminó descifrando que eran coordenadas de lugares de España. Al llamar a ese número una voz gruesa le dice "no vuelva a llamar porque corre riesgo su vida". 

Pero en el transcurso de averiguar quién era la joven de la imagen del celular se encontró con otra desagradable noticia: la mujer de la foto no era española, era norteamericana y había fallecido hace ocho años en un accidente de autos en Estados Unidos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resultó ser un juego creado por el Youtuber Dross, pero que tuvo en vilo a varios españoles.