El editor de Clarín, Ricardo Roa, publicó este martes un editorial en el que revela lo todo o casi todo el mundo sabe: que los cuadernos de Bonadio no son otra cosa que una “operación” montada por el macrismo.

¿Con qué finalidad? Para que Mauricio Macri no tenga que enfrentar a Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones generales, metiéndola presa o, al menos, desacreditándola socialmente y electoralmente.

Según Roa, en lo que respecta a la denuncia por extorsión contra el fiscal Carlos Stornelli, “el kirchnerimo montó una operación” realizada por supuestos “servicios kirchneristas” que comandaría La Cámpora.

(Entre paréntesis: el jerarca de Clarín no puede ignorar que, cuando se habla de “servicios”, éstos responden sí o sí al aparato estatal…)

Todo ello “apunta a descalificar la operación que más les preocupa y a la que más temen, la de los cuadernos, en la que cada vez hay más arrepentidos”. La operación de los cuadernos, dice textualmente Roa. Es decir, una “operación K” –según Roa– que pretende descalificar a otra “operación M”.

Ni el editor de Clarín puede evitar llamar a las cosas por su nombre.

 

Alberto Fernández on Twitter