Más allá de la gravedad institucional que significa que un expresidente de otro país esté golpeando las puertas de los cuarteles en un claro llamado a un golpe de Estado, lo que realmente muestran las palabras de Macri es su absoluta ignorancia sobre la realidad del país caribeño.

Macri cree que las Fuerzas Armadas de todos los países son de derecha como las de Argentina pero el caso de Venezuela es bien distinto. 

En 1992 cuando Hugo Chávez lideró la revolución contra Carlos Andrés Pérez, las fuerzas armadas venezolanas intentaron derrocar al neoliberalismo. Es decir que el deseo de Mauricio Macri de que el ejército se revele contra un gobierno de izquierda está bastante alejado de la realidad.

De todos modos las palabras de un expresidente democrático llamando a seguir "manteniendo la presión" para derrocar a otro gobierno democrático y lamentándose de que Argentina no lo este haciendo son, cuanto menos, peligrosas e irresponsables.

 

La rebelión que en 1992 se alzó contra el neoliberalismo en Venezuela