Solo hace falta ingresar al sitio de Freedom House para darse cuenta que su definición de ''poder'', no aplica en nuestro suelo ya que en la Argentina, el poder real no son los Gobiernos sino las empresas, y justamente ahí radica la importancia de entender que lo que realmente se está premiando no es la ''libertad de prensa'', sino la fidelidad a la defensa del poder económico. 

La ONG valoró la decisión del empresario argentino de “resistir y mantener la independencia editorial frente al intento oficial de avanzar contra las voces críticas”, durante los últimos doce años. Lo que la organización apunta como ''voces críticas'' se puede resumir en una sola, la voz dominante impuesta por Clarín con el discurso que pierde de foco a los más pobres y que se preocupa de defender al empresariado. Y ahí no hay ninguna pluralidad de voces, a simple vista.

La caricatura seleccionada por la organización sin fines de lucro evidencia la inocente visión de los medios: mientras dibujan a los líderes mundiales que componen el grupo de opositores a Estados Unidos como los más beligerantes frente a la libertad de prensa, defienden la operación mediática concentrada como herramienta para imponer un mensaje dominante, y así cuidar sus intereses comerciales o políticos. Las piezas que dicen ''Free press'' no son tan pequeñas como se ven.

 

 

 

 

Freedom House entregará el Premio a la Libertad de Expresión 2016 este martes 24 de mayo, durante una gala en el Newseum de Washington, Estados Unidos. Allí estarán el presidente de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), Guillermo Ignacio; el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Claudio Paolillo; el presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), José Luis Saca; el expresidente de la AIR, Luis Pardo; el jurista venezolano Asdrúbal Aguiar; y el expresidente uruguayo José María Sanguinetti.

Entre los argumentos que le significarán el galardón a Magnetto, Freedom House destacó la posición de Clarín de “no doblegarse ante los embates sirvió como referencia para el trabajo de otros periodistas y medios de comunicación”.

En la ceremonia también serán reconocidas la escritora saudita Hala Al Dosari, por su defensa de los derechos de la mujer; y la diputada iraquí Vian Dakhil, única representante de la minoría étnica y religiosa yazidí en el Parlamento de Irak, defensora de las mujeres perseguidas por el Estado Islámico. También serán reconocidos el senador estadounidense Richard J. Durbin (Partido Demócrata), con el Premio al Liderazgo; y la editorial alemana Axel Springer, con el Premio Corporativo.