Julieta Pérez Lavallén, se desempeñaba en el área de COPREC, dependiente de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, de la Secretaría de Comercio conducida por Miguel Braun.


"En el Ministerio, como delegadas de ATE, tenemos una participación muy activa en las politicas de genero, habíamos movilizado para el año pasado (durante el miércoles negro) y para este también. Y llamativamente, el 9 de marzo, un día después del 8M, sale un memo que define que me van a prohibir el 13 de marzo, cuando yo me reintegrara", detalló la delegada con cuarto mandato consecutivo.

"Yo hace doce años iba todos los días, con distintas condiciones en todo este tiempo. Ingrese como estudiante, fui pasante, me recibí ahí, hice toda la carrera y por eso fui ascendiendo. Pase por distintos sectores. Fui relatora, fui ayudante de Secretaria, después fui Secretaria letrada, coordine grupos, etc, etc…y a la vez formándome, haciendo mi carrera de grado", contó la trabajadora despedida. 

 


"Este despido se suma al de Marina Bruzera, también delegada electa, quien fue impedida de ingresar a su lugar de trabajo el día 2 de marzo. Bruzera se encontraba además bajo licencia psiquiátrica con jornada reducida, y en el momento de su despido había concurrido al organismo para presentar certificados médicos y solicitar autorización para la extensión de su jornada a 6 horas diarias.


Ambos despidos, ilegales y violatorios de las tutelas sindicales consagradas en los artículos 47, 48 y 52 de la Ley 23551 de Asociaciones Profesionales, se producen en momentos en que la conflictividad social en el país está en su punto más álgido desde la llegada al gobierno nacional de Mauricio Macri", advierte un comunicado de ATE.