Las palabras de Rafael Correa dicen mucho con muy poco. Sobre la asunción de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo argentino sostuvo que "hemos mantenido siempre las mejores relaciones con todos autenticos representantes con entidad democrática" y puso de ejemplo al expresidente de Chile, Sebastián Piñera.

Sobre esto dijo que el buen trato se extendió, también con "gobiernos de derecha".

La última pregunta fue referida a la saliente Cristina Fernández de Kirchner y el mensaje fue claro. "(La voy a recordar) con profundo cariño, gratitud, y admiración, prohibido olvidar, como decimos en mi país" expresó.

Y completó: " Recuerden como recibieron Argentina los Kirchner: estaba destrozada, y de la mano de Néstor y Cristina después, levantó como el ave fénix de sus cenizas".