En el marco de una áspera negociación paritaria, en la que los empresarios y el gobierno o se mueven del 15% de aumento, el Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), que conduce Hugo Moyano, y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) buscan romper el techo y obtener un aumento salarial más razonable con los el año que corre. 

 

Esta mañana hubo reunión en el ministerio de Trabajo y Pablo Moyano denunció que "están demorando la negociación hasta que empiece el mundial" al tiempo que anunció que se vienen "paros sorpresivos".

"El martes en el Congreso de Camioneros se facultó a representante para iniciar medidas si no hay acuerdo. No voy a anticipar medidas a los empresarios, pero los camioneros ya saben cuáles son", indicó. 

Moyano pide una sumar cercana al 27%, para estar a la altura de la inflación del año. 

Además dijo que por el veto a la Ley contra las tarifas y por los despidos, van a pedirle a la CGT que lance un paro general por "todo este modelo económico que sigue despidiendo trabajadores y achicando el poder adquisitivo".