Andrés Calamaro se presentó en el Antel Arena para brindar un show ante el público uruguayo, pero generó polémica. No con la gente, sino con la normativa local. 

"Sentarme en un parque a fumar un porrito", justamente fue después de Flaca que Andrés sacó un faso, lo prendió, le dio un par de 'secas' y se fue del escenario. 

Minutos antes, el cantante argentino había hecho un llamado a la solidaridad del público: "Le voy a pedir, por favor, a la seguridad que por 25 segundos dejen que tiren la marihuana al escenario, nosotros la probamos y hacemos una crítica". 

Al instante gritó: "¡Ahí viene el primero!", y se lo guardó. Pero esperó hasta después del tema cuya frase causó tanta polémica en un momento para prenderlo y saludar a los uruguayos. 

Si bien los vecinos lo aplaudieron, el Ministerio de Salud Pública le llamó la atención por violar la normativa de fumar en lugares cerrados. 

Se va a abrir una investigación que prevé algunas multas económicas, aunque no creemos que pase a más de eso. 

Se sabe que en Uruguay la marihuana es legal con fines tanto médicos como recreativos, y por eso el pedido del cantante. 

 

Calamaro Uruguay2019 600