"Sin defensa no hay juicio", rezaba el cartel que mostró Aldana después de afirmar que no quiere "que se vulneres más" sus derechos. Se lo vio muy molesto y hasta discutió con el presidente del tribunal, Rodolfo Goerner. 

Su nerviosismo solo se explica cómo transita este juicio, que cada vez se complica más para el ex líder de El Otro Yo, procesado y encarcelado por corrupción de menores, con mucha pero mucha evidencia en su contra, que es de público conocimiento. 

La querella liderada por el abogado, Sebastián Da Vita, pidió 40 años de prisión para Aldana, por considerar que no hay atenuantes para su perversidad en la forma que actuó con todas las víctimas que salieron a la luz. 

Para colmo, un segundo abogado defensor de Aldana renunció, supuestamente por problemas de salud, lo que obligó al Tribunal a convocar a miembros de la Defensoría de la Nación para que lo asistieran. 

"La versión de Aldana de que se vio superado por la lujuria de dos jovencitas de catorce y quince años no es creíble en boca de un hombre de treinta y cinco", dijo por su parte Da Vita y agregó: "Todas las víctimas eran niñas, casi adolescentes, con un comportamiento lábil e influenciable, con algún problema en sus hogares y en un estado de vulnerabilidad".

Este viernes se prevé la presentación de la fiscalía, con asesoramiento de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres, y la defensa de Aldana, que todavía no se sabe si la ejercerá la defensora pública o un abogado privado. 

El juicio, que comenzó el 23 de mayo del año pasado y que agrupa siete casos, podría volver a trabarse por ese tema; por lo que no habrían afirmaciones de manera inmediata. 

Aldana continúa en el penal de Marcos Paz desde el 23 de diciembre de 2016 cuando se le dictó la preventiva.

VIDEO RELACIONADO

 

Cámara del Crimen (25/03/2017) Hablaron las mujeres que denunciaron a Cristian Aldana