Daniel Cristian Serrano, de 23 años, oriundo de la ciudad andaluza de Jaén, en España, deberá ir a juicio por realizar un fotomontaje en donde ubicó su rostro sobre la imagen de Jesucristo Despojado, para luego compartirla en Instagram. Según publica el 'Diario de Jaén', la Fiscalía le imputa un delito contra los sentimientos religiosos y pide que se le imponga una multa de 2.160 euros.

"Sobran las palabras, la cara lo dice todo, makiaveli, soy tu dios", escribió el joven junto a la imagen.

La Hermandad de la Amargura de Jaén, al detectar la foto, fue la encargada de presentar la denuncia contra Daniel por un delito contra los sentimientos religiosos.

 

 

La foto original de Jesús Despojado

 

 

La Fiscalía aceptó el caso y calificó de "escarnio" el fotomontaje y consideró que el joven lo hizo con "manifesto desprecio y mofa hacia la cofradía y con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de sus miembros".

Daniel, que actualmente está desempleado, dice sentirse "abrumado" por la repercusión que tuvo la historia y que no sabía que el fotomontaje podría traerle problemas por la vía penal.

"Estábamos en una reunión entre amigos. A uno de ellos le gusta mucho esa cofradía y comenzamos a hacer bromas con una aplicación del teléfono que mezcla las caras. Nos hizo gracia como quedó la mía y la publiqué", explicó al 'Diario de Jaén'.