La profesora de matemáticas Lauren Miranda, de 25 años, fue despedida el pasado miércoles del colegio Bellport Middle School, ubicado en Long Island, Nueva York, por una selfie en topless que era dirigida a su novio pero que terminó en manos de uno de sus alumnos. El director de la institución alegó que Miranda no puede estar al frente de una clase repleta de chicos que fácilmente pueden sacar sus celulares y verla desnuda.

La docente aseguró que no sabe cómo una foto tomada en 2016 llegó en manos de un alumno, aunque señala que no hay nada de malo en ella. “Son mis pechos, mi cuerpo, es algo que debe ser celebrado. Lo que piensen los padres de mis alumnos me tiene sin cuidado”, dijo Miranda durante una conferencia de prensa.

 

Miranda junto a su abogado, John Ray, durante una conferencia de prensa
Miranda junto a su abogado, John Ray, durante una conferencia de prensa

 

Asimismo, señaló que si hubiese sucedido lo mismo con un profesor la reacción no hubiese sido la misma y de seguro que no le hubiese costado su trabajo. Ella siente que su “carrera ha sido arruinada” por una selfie tomada años atrás.

Su abogado, John Ray, concuerda en que la escuela la discriminó y ahora prepara una demanda de 3 millones de dólares, alegando que ella fue despedida por su género.

“Los directivos de la escuela todavía no descubrieron que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Lauren está, con razón, muy orgullosa de su cuerpo”, dijo Ray.