Según un estudio, el primer consolador, que comenzó a utilizarse en 1870, era utilizado para curar a las mujeres cuando estaban irritadas y no necesariamente para dar placer sexual.

En aquél entonces se pensaba que el útero no estaba estático sino que deambulaba por el cuerpo humano, lo que provocaba un ardor en el pecho. Esta teoría se dio a conocer bajo el nombre de hystera.

 

El primer vibrador utilizado en consultorios médicos
El primer vibrador utilizado en consultorios médicos

 

La medicina medieval la llamó "sofocación de la matriz", causada por la abstinencia sexual y la retención de fluidos sexuales. La cura, o al menos el alivio, era mantener relaciones si estaba casada, el matrimonio si estaba soltera y un masaje de una partera como último recurso.

Galeno, un reconocido médico del siglo II, también apoyó la teoría asegurando que la histeria es una enfermedad causada por la privación sexual en mujeres pasionales. Las vírgenes, monjas y viudas eran las más diagnosticadas.