Anne Marie Dodge, de 55 años, y Jennifer Lynn Dodge, de 30, fueron arrestadas por ofrecer masajes eróticos en el garage de su casa por operar sin licencia en Sarasota, en Florida, Estados Unidos, luego de que dos agentes que trabajaban de manera encubierta las descubrieran. Según informó la policía, son madre e hija.

La investigación comenzó luego de que la fuerza policial encontrara un anuncio en el sitio backpage.com, donde insinuaban ofrecer algo más que un simple masaje.

 

 

 

 

“Soy una bella, talentosa y licenciada terapeuta de masajes que Dios usa para traer su energía de sanación a usted y llevarlo a un nuevo nivel de éxtasis. Me especializo en el tejido profundo, la curación y el masaje energético”, describía uno de los anuncios de Anne.

 

 

 

 

La madre fue detenida el pasado miércoles tras ofrecerle un masaje a un agente sin tener licencia para suministrar ese tipo de servicio. Si bien la mujer juró estar calificada para este trabajo porque alega ser una ministra religiosa con la autoridad para practicar la “imposición de manos”, esto no le sirvió para evadir la ley. La hija quedó detenida a través de la misma táctica.

“Había una cochera en el lado derecho de la casa que nunca se abría. En ese lugar era donde realizaban los masajes y se ejercía la prostitución”, comentó Jessica Sullivan del Departamento de Policía de Sarasota.

 

 

 

 

Los vecinos aseguraron que las mujeres eran muy populares en la zona y que diariamente se veían entre cinco y diez autos estacionados en su residencia.