La imagen de Julian Assange siendo detenido por la policía británica en la mismísima embajada ecuatoriana en Londres da la vuelta al mundo. Hoy, el informático está en manos de quien ha denunciado en el pasado y es inminente su extradición a los Estados Unidos, donde seguramente será juzgado. 

Desde 2012, Assange contaba con el asilo político que Rafael Correa le había otorgado, y que ahora Lenín Moreno le quita. Pero, ¿qué cambió en estos dos años para que el actual y polémico mandatario le soltara la mano al australiano? 

Las denuncias comenzaron a aparecer. Recientemente medios mundiales dieron a conocer que Lenín Moreno acusó a Julian Assange de espiarlo directamente y revelar en redes sociales fotografías de su ámbito privado y familiar.

En declaraciones a la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión, el mandatario dijo que ese portal (Wikileaks) ha intervenido "conversaciones privadas" inclusive fotos de su dormitorio.... y comentó: "De lo que como, de cómo baila mi esposa y mis hijas y unas amigas”. Pero, ¿por qué el informático haría eso contra el presidente del país que justamente le da asilo? ¿quizá se la veía venir?. 

 

Lee también Snowden y Chomsky le enviaron una carta abierta a Trump pidiendo clemencia para Assange

 

Días más tarde, la propia CNN  dio a conocer que una nota titulada: "Julian Assange, ¿en venta en Ecuador?"; donde afirman que Wikileaks filtró una serie de documentos en los que habría información que acusa al presidente de Ecuador de intentar entregarlo a los Estados Unidos. Recordemos que EEUU lo acusa de delitos informáticos por la publicación de miles de documentos secretos del Pentágono y del Departamento de Estado.

Fue entonces que las hipótesis comenzaron a aparecer, y una en especial llamó fuertemente la atención. Una gran polémica yace en Ecuador en torno a una represa construida con capital chino. Esta megaconstrucción significó el desafío hidroeléctrico más importante en la historia del país, con una inversión de 2.500 millones de dólares. 

Según las versiones, Wikileaks destapó un soborno que habría recibido Lenín Moreno por 18 millones de dólares por parte de la empresa constructora, Sonohydro, quien también opera en Argentina y otros países de Latinoamérica. 

Esta sería la respuesta a la repentina decisión de Moreno. También se habla de transferencias fantasmas a Panamá, con las que el mandatario habría adquirido a través de un testaferro una propiedad de 500 mil dólares en una lujosa urbanización de Villajoyosa, Alicante, España. 

 

 

El prestigioso portal Nodal publicó las denuncias de un asambleísta contra el presidente de Ecuador por el escándalo de las empresas offshore: algo a lo que los argentinos con Macri nos hemos acostumbrado. 

Ronny Aleaga, el asambleísta en cuestión, presentó una denuncia a la Fiscalía General del Estado donde se acusa al Presidente Moreno y a su familia de tener empresas fantasmas en paraísos fiscales, además de esta millonaria compra que ahora ligan con Assange y Wikileaks

A propósito, la propia represa que costó una millonada, está bajo el ojo de la tormenta por unas fisuras existentes que podrían costas decenas de millones de dólares y podrían generar un verdadero colapso en la zona. 

El reporte, que la Contraloría del Ecuador hizo llegar a algunos medios mundiales, señala también que existe riesgo potencial de fallo en la casa de máquinas de la central hidroeléctrica que puede multiplicar el daño económico. En Ecuador la han llegado a llamar "la chatarra más cara en la historia del país". 

 

Policía británica detiene a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres