Justin Bieber fue citado a declarar por la justicia argentina, ya que el juez Alberto Baños dispuso hoy, en su fallo, que la declaración indagatoria de el cantante pop como imputado debe llevarse a cabo en la sede del tribunal de Buenos Aires.


Los representantes del cantante habían solicitado que la declaración fuera por videoconferencia, una medida que la jueza argentina Fabiana Palmaghini autorizó mientras estuvo a cargo del juzgado de manera provisional, informó EFE. Sin embargo, el juez Baños consideró ahora que "no existen fundamentos que imposibiliten la comparecencia del imputado" en Buenos Aires, pues no ha alegado "afectación de índole económica o física".

 

Según consta en el expediente, el cantante habría dado órdenes a su custodia de sustraer cámaras y celulares al fotógrafo Diego Pesoa y a un camarógrafo para evitar ser fotografiado cuando se retiraba boliche Ink en noviembre de 2013.