El 'United' de Van Gaal no gana para disgustos. A la pronta eliminación de la Champions League, tras caer ante el Wolfburgo, se le sumó esta tarde de sábado una nueva derrota, esta vez ante el modesto Bournemouth en el marco de la 16º fecha de la Premier League.

Los 'diablos rojos' cayeron 2 a 1 y para colmo, uno de los tantos del elenco rival fue un gol olímpico, lo que potencia la sensación se 'humillación'.

Stanislas madrugó a los conducidos por Van Gaal a los dos minutos, tras ejecutar un tiro de esquina desde la derecha con un potente disparo que, para sorpresa de todos, se metió por arriba en el segundo palo del arquero David de Gea, quien poco pudo hacer.

Pese al gol olímpico, el equipo local no pudo mantener la ventaja y a los 23 minutos Fellaini logró estampar el 1 a 1 para irse  a los vestuarios en tablas.

A los 8 minutos del segundo tiempo apareció King y volvió a adelantar a los locales que terminaron imponiénose por 2 a 1, logrando un triunfo épico ante el poderoso Manchester United.