El arribo de Diego Armando Maradona al equipo Dorados de Sinaloa revolucionó a la prensa mexicana, donde en todo momento intentaron minimizar los logros del campeón del mundo en 1986 al tratarlo de fracasado y drogadicto.

 

 

Así lo reflejaron a través de ofensivas caricaturas donde tratan de realizar un juego de palabra con el apellido del diez y su compatriota Diego Coca, como también un diálogo futbolístico donde emplean las palabras “raya”, “línea” y “aspiraciones”.

 

 

Los dibujos se suman a las duras palabras del entrenador José Luis Sánchez Solá, más conocido como Chelís, quien afirmó que “Maradona está enfermo” y que lo están prostituyendo.  

Hasta el momento, Diego no se manifestó al respecto.

 

 

 

El show de Maradona en su primera práctica con Dorados