Hoy se cumple un año del torneo en el que se consagró Racing. Bajo la dirección técnica de Diego Cocca, el empuje de su líder y capitán Diego Milito y la abrumadora capacidad goleadora de Gustavo Bou, la 'academia' estampó en su historia otra estrella más - la número 17 - dejando atrás una larga época carente de títulos.

Aquel sufrir constante con el que muchas veces se caracteriza al hincha de Racing, quedó esfumado cuando Ricardo Centurión conectó de cabeza un centro, y metió el gol que le permitió a la 'academia' vencer a Godoy Cruz, en la última fecha del torneo 2014.

Tras un comienzo con dudas, el equipo se fue consolidando y empezó a arrimarse a los puestos de arriba. Y así como el Apertura 2001 tuvo el 'Paso a Paso' de Merlo, el 2014 de la Acadé estuvo marcado por el 'Racing Positivo', una frase que habla por sí sola de cómo se mentalizó el equipo para llegar a la gloria.

Un título que sirve como muestra de la esencia de Racing, que padeció y sufrió, pero con la fuerza inquebrantable de su equipo y su gente, se levantó y llegó a la gloria.