Tras las advertencias de la Aprevide y los dichos de Víctor Blanco, finalmente este mediodía se dio a conocer que el Racing-Gimnasia de la Copa Argentina fue suspendido.

El encuentro iba a jugarse originalmente el próximo domingo en Mar del Plata, pero será reprogramado con nueva fecha y sede debido al temor que genera un enfrentamiento entre las dos facciones de la barra brava de Racing.

 

 

Como si fuera poco, además se analiza la posibilidad de que se dispute sin la presencia del público de ambos equipos. Así estamos hoy en día en el fútbol argentino: los violentos tienen el poder y las personas comunes y corrientes que quieren ver un buen espectáculo en paz son las grandes afectadas.

 


Así, el partido se disputará ese mismo domingo pero sin público. Y aunque aún no hay confirmaciones sobre la hora y el estadio, versiones salidas de AFA indican que se jugará a las 15 en el estadio de Arsenal, Lanús o Banfield.