No para de hacer historia. Además de ser el primer argentino en pelear en UFC y de conseguir un trunfo, Santiago Ponzinibbio consiguió que la empresa de MMA más importante del mundo desembarque en el país por primera vez en 25 años. Y para que la noche en Villa Soldati sea aún más inolvidable, el platense consiguió un nocaut espectacular.

Las 10.245 personas que estuvieron presentes en el Arena Parque Roca vivieron una experiencia única y deliraron con los 12 combates de primer nivel que contó la cartelera.

 

 

En la estelar, Ponzinibbio puso de pie a todo el estadio cuando salió camino al octagono mientras sonaba un hit de La Renga.

Luego de mostrar un claro dominio en los tres primeros rounds a fuerza de presión y low kicks (patadas a la pierna del rival), Santiago definió el pleito promediando el cuarto asalto.

Respetando a rajatabla su estrategia, sin desesperarse y escogiendo bien sus golpes, el platense volteó a Magny con una potente derecha cruzada. El norteamericano cayó desvanecido a la lona y el árbitro Herb Dean dijo basta. 

El Parque Roca explotó y festejó como en las viejas veladas de boxeo de Luna Park. Un momento histórico que quedará en la memoria de cada uno de los presentes. En la madruga de domingo se terminó de confirmar el nacimiento del nuevo ídolo del deporte argentino. 

 

 

Esto es lo que dijo el gran protagonista de UFC Argentina para sus miles de fans luego del triunfo. Sin achicarse, desafió al campeón de los pesos welter, Tyron Woodley.

“Esto es un sueño hecho realidad. Hace mucho tiempo intentaba traer UFC a Argentina. Hacer la pelea estelar en mi casa, con el apoyo del público fue increíble. Después de 11 meses sin pelear, intenté regalar al público y logré un knockout. Neil fue un rival muy duro, como sabía que sería. Sé que tengo todo para ser el próximo campeón de la división. Espero pelear por el campeonato y estoy preparado. Si no peleo por el título, me gustaría pelear contra el ganador de Rafael dos Anjos vs Kamaru Usman y así, pelear por el titulo", manifestó.

 

 

Pero Ponzinibbio no fue el único que se llevó la ovación de la gente. En las preliminares hubo otro triunfo de un peleador argentino: Laureano Staropoli tuvo una actuación sensacional en su debut en UFC. El 'Pipi' derrotó de manera unánime al mexicano Héctor Aldana, luego de una sangrienta batalla. 

 

 

La única mala para el público local fue la derrota de Guido Cannetti, quien cayó por sumisión (mata león) ante el ecuatoriano Marlon 'Chito' Vera, en el segundo round.