En la noche que UFC celebraba su aniversario número 25, el mexicano Yair Rodríguez le hizo el mejor homenaje posible a las artes marciales mixtas.

Luego de un año y medio sin pisar el octágono, el 'Pantera' aceptó la pelea con menos de dos semanas de anticipación y sorprendió al pelear de igual a igual durante cinco rounds contra Chang Sun Jung, más conocido como el "zombie coreano", por su capacidad de resistencia a los golpes. 

Luego de casi 25 minutos de un combate espectacular y con la cara de ambos peleadores repleta de sangre, el mexicano sacó un conejo de galera para llevarse la victoria. O un codo mejor dicho.

El coreano pasó de largo con una izquierda recta y nunca imaginó que Rodríguez iba a sacar un codazo con su brazo derecho -practicamente de la nada- para mandarlo a dormir. Jung aterrizó en la lona, inconsciente, e inmediatamente sonó la chicharra marcando el final del pleito.