El PSG francés metió un batacazo en su visita a Manchester United por la ida de los octavos de final de la Champions League, y se trajo un triunfazo 2-0 para meter un pie adentro de la próxima etapa del certamen.

La visita se impuso con goles de Presnel Kimpembe y Kylian Mbappé, con ambas asistencias de Ángel Di María, que tuvo una jornada por demás especial en Old Trafford, debido a su anterior y flojo paso en la temporada 2014/2015.

Fede Lescano on Twitter


Solo Fútbol ⚽️Goles⚽️ on Twitter

Ya en su llegada a Inglaterra, ‘Fideo’ recibió abucheos de un grupo de hinchas, y los silbidos se trasladaron al estadio en cada una de sus intervenciones.

utdreport on Twitter

El argentino respondió con sus pases-gol, y también con algunas reacciones: en un momento del partido le pidió a los fanáticos del United más abucheos, mientras que antes de lanzar un tiro de esquina le tiraron una botella de cerveza, y simuló darle un trago.

Di María también recibió una tremenda entrada del capitán, por el que se chocó con el vallado, y cuando se levantó su cruzó con algunos hinchas, al igual que después del primer gol del PSG.