Tras la salida del Pity Martínez, una pieza fundamental en los últimos años, Marcelo Gallardo tiene la difícil tarea de buscar un reemplazo que tanga características similares para que le pueda dar un buen funcionamiento al equipo. Como ha pasado en mercados anteriores, la idea del club es sostener la base del plantel y potenciarla. Estos son los nombres que ya comenzaron a sonar.

Uno de los más anhelados por el Muñeco para reemplazar al Pity es Emiliano Rigoni, quien actualmente se encuentra a préstamo en el Atalanta de Italia, donde no tuvo demasiada continuidad. Su pase pertenece al Zenit de Rusia, quien pagó 8.000.000 de euros en bruto hace un año y medio. Claramente es un jugador del gusto de Gallardo, ya que lo ha buscado en mercado de pases anteriores. El único inconveniente es que, además del elevado contrato del cordobés, la FIFA no permite que un jugador vista tres camisetas distintas en una misma temporada. De todas maneras, existen permisos especiales que podrían facilitar el traspaso.

 

 

Al no tener tanto rodaje en el Zenit de Rusia, Matías Kranevitter no solo comenzó a sonar en River sino que además el propio jugador se encargó de mostrar interés de volver al club donde nació. El tucumano sabe que si vuelve lo pueden llegar a tener en cuenta para formar parte de la Selección Argentina y así poder estar presente en la próxima Copa América. Sin embargo, según informó La Página Millonaria, está descartado que pueda volver a Núñez.

 

 

Más de una vez River realizó sondeos por Sebastían Blanco, jugador del Portland Timbers de la MLS de Estados Unidos, donde tiene un excelente presente deportivo, social y económico. La mala: su contrato rige por 12 meses más.

 

 

Otro de los mencionados, que en reiteradas ocasiones manifestó su deseo de volver al club que lo vio crecer, es Radamel Falcao, jugador del Mónaco. Si bien hubo versiones pariodísticas que lo mencionaron como un posible refuerzo, la realidad indica que es imposible pensar en el retorno del colombiano a corto plazo.

 

 

Si bien ya manifestó públicamente que se encuentra cómodo en Tigres, Lucas Zelarayán  es una de las debilidades del Muñeco que suena en cada mercado de pases. Al parecer, este año tampoco se le podrá dar el gusta al técnico.

 

 

Otro volante que sonó para reemplazar al Pity fue el paraguayo Oscar Romero, actualmente en el Shangai Shengua. Los honorarios del jugador resultan inaccesibles para el mercado argentino y además le surgió una chance de marcharse a Brasil, por lo que está difícil.